RESEÑA



La siesta de un fauno


 Por Santiago Peña

 

 

Sueño con lavadoras & otros poemas
Nicolás Domínguez Bedini
 Bajo la luna, 2013

 

 

Nada más personal que los elementos que componen un sueño, y nada más heterogéneo que el material que lo produce. Porque narrar un sueño implica el desafío de volverlo verosímil para el que escucha, aunque su veracidad poco importe tratándose de invenciones del inconsciente. Contar un sueño también exige la habilidad de llenar los vacíos que la memoria no logra reponer con hechos o palabras que no tenemos la certeza de haber soñado. Si al desafío de contar un sueño le sumamos el don singular de convertirlo en un fragmento fiel y agudo de nuestra vida onírica, podemos decir que estamos ante una voz que no podemos dejar de escuchar. Curiosamente, contar un sueño, convertirlo en poesía, encontrar las palabras justas y el tono adecuado es el resultado de Sueño con lavadoras & otros poemas. Nicolás Domínguez Bedini (Buenos Aires, 1973) nos sumerge en un sueño que puede ser, al mismo tiempo, un deseo (soñé con hachas/ y que aprendía tras mucha práctica/ a cortar leña); un recuerdo (soñé con relojes de pared/ que pertenecían a mis tías longevas), una ilusión (soñé que me escondía en la Luna/para tomar perspectiva/de los días vividos en el planeta Tierra) una despedida (nuestro padre dormía su último sueño) o una revelación: Soñé que en otra vida fui mudo/ pero podía escuchar los sonidos del agua. Con ese recurso poético de “documentar la vida tanto en su felicidad como en su dolor”, según palabras de Osvaldo Bossi*, Nicolás Domínguez Bedini nos ofrece en su nuevo libro un resultado más intimista que el que proponía en Decirte al oído (El monte análogo, 2007), sin dejar de lado la gracia y el rigor poético de su primera publicación.

Sueño con lavadoras & otros poemas está dividido en cuatro secciones: Sueños domésticos; Astrónomo en su habitación; Nuestro padre dormía su último sueño; Raro, excepcional y hermoso. Todas ellas sostienen la estructura del libro. Si en la primera el mundo cotidiano se plantea como una fuente de inspiración para el material del poema, en el segundo el poema en prosa adquiere la forma de una sentencia:

Confío en que las palabras pueden producir mañana algo bueno. (…) Hay algo en este lugar que me recuerda lo mucho que tuve que atravesar para llegar hasta aquí. (…) Tardé años en entender –casi toda mi existencia en este planeta– que el fin de una reunión es la separación.

En las otras secciones, los poemas de Nicolás Domínguez Bedini siguen la lógica de una improvisación musical que puede ir de la infancia al presente, de la reconstrucción del último adiós al padre, hasta la celebración voyeurista del que observa dormir a su novia, de las pesadillas que sufre Leonardo Di Caprio al dormir, hasta el sueño con Twones Van Zandt. No sorprende que los diferentes climas del libro adquieran el ritmo adecuado que su autor practica como de memoria, llevando al lector de la canción pop perfecta, al más triste blues o al fraseo pausado del folk. Cualquiera que conozca su pasado como Dj y su presente como cantante en la agrupación PAAR, sabe que para Nicolás Domínguez Bedini la música es parte de su formación y de su camino: “El silencio es la tragedia de mi vida ¡y no me importa!” escribía en Decirte al oído.

La publicación de Sueño con lavadoras & otros poemas permite al lector reencontrarse con la voz amable y honesta de un autor, músico y performer que supo consolidar su lugar en la poesía argentina de los últimos años.

 

 


Notas:

* Osvaldo Bossi. “La púa de un afilado tocadiscos.” Prólogo a Decirte al oído (El Monte análogo, 2007)