MÚSICA



ABducidos

Recuerdos del futuro 
Peatón Discográfica (2013)


Por Leo Aguirre*


Según la Real Academia Española, una especie de Corte Suprema de Justicia del sentido de nuestra lengua, un oxímoron es la combinación, en una misma estructura, de dos palabras o expresiones de significado opuesto, que originan un nuevo sentido. Un ejemplo: recuerdo del futuro. Recuerdo, como bien lo sabemos en estos tiempos retro, implica una memoria de algo que ya ha pasado y futuro, por el contrario, implica lo posible, la incertidumbre de lo que vendrá. Ya lo vemos, una combinación de significados, vivencias y, por qué no, posturas ideológicas opuestas. Nadie puede recordar algo que aún no ha sucedido...o sí.

Y es en este “y sí” donde opera ABducidos en su segundo disco, casualmente llamado Recuerdos del futuro. No trabaja tanto en la contradicción de estos dos términos opuestos, el pasado y el futuro, sino en el nuevo sentido que surge de enfrentarlos cara a cara, de ponerlos a dialogar.

La forma en que ABducidos toma al pasado es, si se me permite la licencia poética, futurista: el pasado no se vive como punto de llegada sino, más bien, como punto de partida. Las enseñanzas de Morrissey-Marr, por ejemplo, para hilvanar canciones donde las palabras pesan tanto como los sonidos y viceversa, las aventuras de hibridación de New Order, que tendieron puentes entre las guitarras y las pistas de baile, o los fraseos de Bryan Ferry, precisos e histriónicos, informan a las canciones, las nutren en su genoma para iniciar un viaje.

Y ese viaje apunta directo al futuro. Futuro que, paradójicamente, mira al pasado; es que ABducidos se embarca en un ambicioso, y casi abandonado, arte: da cuenta de nuestras vidas cotidianas a través de las canciones y, a la vez, pretende que éstas terminen siendo parte de esa cotidianeidad. Es decir, componen canciones que prefiguran un pasado potencial: son canciones que formarán parte, en el futuro, de nuestro pasado, de nuestra historia.

Es este choque de fuerzas, las enseñanzas del pasado y la ambición de un futuro, lo que produce en el presente un nuevo sentido. Y el presente son los cuarenta minutos que dura este disco que huele a presente, con melodías que movilizan y generan entusiasmo y, además, no requieren saberes enciclopédicos de rock para disfrutarlas. Y el nuevo sentido generado, esa diferencia entre el pasado y el futuro, suena muy interesante y muy estimulante, dos adjetivos que cada vez cuesta más asociar con un disco. Las nueve canciones de Recuerdos del futuro generan vínculos inmediatos con el oyente y estimulan su oído con múltiples sonidos, lecturas y herramientas para que pueda decidir qué hacer con ellas.

Pocos discos logran algo remotamente parecido.

 



Escuchar / descargar:
http://abducidos.bandcamp.com/

 


*Leo Aguirre: editor de la Revista Berlín.